Fotografía Nota
Ver Otros Tableros

Manuel Mujica Láinez

by Destinos & Hoteles | PH: Banco de Imagen

“Se vende el Paraíso”, rezaba el cartel, y Manuel Mujica Láinez no dudó en comprarlo. Ubicada en Cruz Chica, a tres kilómetros de La Cumbre, esta casa se convirtió en el último refugio del autor de Misteriosa Buenos Aires.

La arquitectura del edificio y los objetos que guarda en su interior le confieren un valor doble: con 33 ambientes y un jardín de esculturas, plantea un recorrido por el corazón y la memoria de Manucho. Allí están sus cuadernos de notas, sus sombreros, el escritorio de viaje de San Martín y la máquina de escribir Woodstock que el diario La Nación le regaló al jubilarse. Además, un libro dedicado de Federico García Lorca y manuscritos originales de Rubén Darío y Proust son algunas de las joyas de su biblioteca, de más de 15 mil volúmenes.

Pero Mujica Láinez no sólo dedicó sus días a la literatura y el periodismo: el Paraíso también fue testigo de una intensa vida social. Escultores, poetas, pintores y personajes de la elite porteña fueron bienvenidos en su hogar, y el salón de los retratos presenció las fiestas de carnaval que celebró cada verano.

Dicen que Manucho quería tanto su casa, que ofrecía a los recién llegados una visita guiada, en la que contaba la historia detrás de cada flor, cada objeto y cada azulejo.

  • Compartí la nota:

¡Seguí Viajando!

Notas Relacionadas / Tablero