Fotografía NotaFotografía Nota
Ver Otros Tableros

Patio Burgués

by Guillermina Collins | PH: Gonzalo Fernandez Reuter

No sé bien en qué momento comenzó. Pero el mercadillo de hamburguesas gourmet avanza desde hace tiempo, y es tendencia en la ciudad. Entre los tantos, esta es una de las últimas propuestas.

Me intrigaba el nombre. Me desvié tantas veces por su “próximamente” que terminé esperando su inauguración. Y allá fui. Viajé en tren al pasado, me subí a un subte neoyorkino y volví al presente junto a un hipster de la nueva era. Que te estén esperando…creo supera cualquier bienvenida, y la buena onda es siempre agradecida. Primera sugerencia –que descubrí tarde-: vaya con hambre, del que es en serio. Hay tanto por degustar, que si no indefectiblemente va a quedarse en el camino. Segunda: vaya temprano, las mesas se agotan y no hay reservas.

Mi noche comenzó amarilla, con la complicidad del barman acercándome uno de sus tragos: “laguna garzón”, ideal para amenizar la previa. Hay detalles, como el de la carta con ayuda visual incluida. Hay entradas conocidas –papas, rabas, nachos-, ensaladas y tablas. Las hamburguesas adoptan diferentes ropajes, y en lo que a mí respecta tienen el tamaño justo; interesantes las propuestas con pescado, porotos negros y quinoa, y la de muzza y palta que fue mi elegida.

El espacio conquista desde lejos; buena ambientación, con espacios cerrados y mucho abierto. Y acá se va la tercera: vaya cuando quiera, pero no deje de ir una noche de verano, con amigos. Es un buen escenario para unas charlas al viento.

  • Compartí la nota:

¡Seguí Viajando!

Notas Relacionadas / Tablero