Fotografía Nota
Ver Otros Tableros

República Restaurant

by Mauro Leone | PH: Banco de Imagen

Un acristalado frente deja entrever el clima interior. Lámparas focalizando las mesas y los muros, mozos que recorren el local presentando platos y llenando copas. La primera sensación que a uno lo invade es la de querer no meramente entrar, sino pertenecer a esa escena exquisita donde el tiempo exterior no logra colarse.

República es, desde hace años, sinónimo de excelencia gastronómica e innovación en Córdoba. Antes que otros tomaran el criterio de «pasos» en la comida, este restaurante ya lo había instaurado y optimizado en todos sus detalles. Sin embargo, su hogar dentro del hotel boutique Azur Real lo volvía un tanto inaccesible y lo alejaba de la visión general. Su nuevo local en zona norte, lo expone a una luz diferente, acercándolo por un lado al polo gastronómico que ebulliciona en la Tejeda, pero destacándolo a su vez de esa sinfonía monocorde de cervezas artesanales y comida al paso.

Al abrir la puerta principal ya está asegurada la pertenencia. El mozo sonríe y pregunta por la reserva, luego indica la mesa. Hay dos salones sutilmente ambientados y las personas, ya instaladas en sus asientos, parecen pasar un buen momento. Hay gestos involuntarios (quería decir “íntimos”) cuando llegan los platos; cejas que se arquean en señal de sorpresa, pupilas que se expanden, manos y labios volviendo a las copas y a los bocados.

La mesa donde me siento es el palco avant scène del restó; tiene vista a la calle y a la bodega que, también detrás del cristal, domina la pared. Desde mi lugar, puedo ver cuando eligen las botellas con las que van a maridar cada uno de los diez pasos que propone el menú.

Una amplia ventana permite a los comensales mirar la cocina y a los cocineros mirar el salón. Miguel Escalante, que nació siendo chef, mide desde allí la temperatura de su valle de mesas. Atento. Con mando invisible indica mi mesa y llega así el primer paso. Hay experiencias que deben vivirse; enamorarse de los sabores, luchar contra ellos, evocar viejas recetas, quedarse sin palabras, complacerse en las mixturas. Un recorrido de diez pasos, y en cada uno de ellos, mil caminos por explorar.

Sitio web: www.republicarestaurant.com

  • Compartí la nota:

¡Seguí Viajando!

Notas Relacionadas / Tablero