Fotografía NotaFotografía NotaFotografía NotaFotografía NotaFotografía NotaFotografía Nota
Ver Otros Tableros

Punto enamoramiento

by Guillermina Collins | PH: Banco de Imagen

Le propongo recorrer rincones de Londres que quizá no son tapa de revista, pero son lugares que hablan de la ciudad y la definen, que irán decorando su paseo hasta llevarlo al punto enamoramiento. Son lugares a los que, yo diría, “no puede no ir”.

1. Neal’s Yard. Covent Garden es un barrio para recorrer, disfrutar y perderse en cada cuadra. Mercado de antigüedades, restaurantes, locales de diseño y manzanas repletas de primeras marcas. Linda arquitectura, artistas callejeros. Todo merece la vista. Y hay un escondite para descubrir: a pocos metros de la avenida Shaftesbury está Neal’s Yard, un callejón pintoresco repleto de locales coloridos, restaurantes vegetarianos y bares con onda, donde una mesa lo está esperando. Sí Sr., Londres es diseño y elegancia.

2. Carnaby Street. A solo unas cuadras de las comerciales Oxford Street y Regent Street, Carnaby Street es, además de un símbolo del movimiento pop de los años 60, un rincón con atractivos pubs, moda y tendencia para degustar. Londres es diversión.

3. La Pequeña Venecia. Jardines, canales y barcos con cafés donde reiniciar piernas. Al sur del barrio de Maida Vale y al oeste de Paddington, este rincón merece ser descubierto y habla un poco de la ciudad que descansa. Londres también respira tranquilidad.

4. Parques Reales. Si el sol londinense asoma, ni lo dude. Regálese un paseo por esos jardines reales (antiguas zonas de caza de la corona), que será la mejor pausa entre tanta verborragia turística. Desde el más grande, Hyde Park, al más añejo, St James Park, todos valen la visita. Simplemente elija el más cerca de su camino y disfrute. Londres es verde.

5. Camden Town. Camden muestra una ciudad alternativa; ofrece un atractivo mercado repleto de puestos de comida, tiendas de ropa gótica, tatuajes y más excentricidades. Anímese a entrar en Cyberdog: Dj, música tecno a todo volumen, luces de neón, ropa muy curiosa y todo tipo de accesorios fluorescentes y futuristas. Londres también es diversidad.

  • Compartí la nota:

¡Seguí Viajando!

Notas Relacionadas / Tablero