Fotografía NotaFotografía NotaFotografía NotaFotografía Nota
Ver Otros Tableros

Le Sirenuse Positano

by Guillermina Collins | PH: Banco de Imagen

Positano ya suena a romance; a callecitas empinadas que sólo guían a un mar azul y a esquinas de cuentos. Pensar su estadía desde la mejor vista al Tirreno, no es mala idea.

Cuenta la historia que, lo que supo ser la mejor casa de veraneo del pueblo, se convirtió en un lujoso hotel de cara a la bahía. Cuatro hermanos napolitanos, Aldo, Paolo, Anna y Franco Sersale, transformaron su refugio familiar y abrieron puertas en 1951. Diseño, comodidad y buen gusto, que a su vez conserva en parte ese aire íntimo y cálido del sabor a hogar, es hoy Le Sirenuse.

>Ubicado en el centro de Positano, en medio del matorral de casas color pastel, y a 200 mts. de la costa, asegura fácil acceso para cualquier recorrido. Sus habitaciones con losas de mayólica están repletas de antigüedades particularmente escogidas y dignas de un museo. Hay variedad para elegir, aunque sin dudas las que incluyen balcón y vista hacia el mar, se vuelven irresistibles. Y hablando de inexplorables, el sector piscina es, simplemente, mágico. Cómodas reposeras, árboles de limón en el aire y un fondo azul infinito.

Le Sirenuse ofrece también actividades, que van desde reconfortantes masajes pensados para la pareja en la suite spa hasta una excursión por la costa de Amalfi en el excelente bote del hotel, el Sant’Antonio. El hotel cuenta también con un bar de ostras y un restaurante con estrella Michelin, La Sponda, del que seguro no se va a arrepentir.

Ya sabe, lector; si anda con ganas de descanso y costa amalfitana, como dicen los locales, «Positano es Le Sirenuse».

Sitio web: www.sirenuse.it

  • Compartí la nota:

¡Seguí Viajando!

Notas Relacionadas / Tablero